febrero 21, 2017

Etcéterarrestre


Prometo no volver a estar otra vez sin mí.

Habito un extraño mundo de etcéteras,
mientras no estás.

No me vi en estas, me tomaste por sorpresa.


octubre 23, 2016

La Perfecta



¿De qué vendrá disfrazado el amor mío?
Espero que venga con la máscara de tu amistad,
con cara de capricho, con gusto en tu boca, de usted.

¿En cuánto tiempo conquistaré tu amistad,
tu amistad deliciosa, tu amistad erótica?
He diseñado entre caricias y besos
la prenda que engalanará tu cuerpo.

¿Y si no quieres vestir lo que he diseñado para tu corazón?
Debe ser este un mal sueño,
pues te he pensado para todas mis ocasiones,
te he dibujo, te hice la perfecta.

Foto: Old child

marzo 19, 2016

Salvaje




No aspiro a ser modelo de nada,
sigo mis instintos,
mi sentido común trasgresor.

Estoy enfermo, no quiero ser epidemia,
puesto soy la medicina para mis males
y no tengo intención de curar a nadie.

Sigo mi propio ritmo, aleatorio,
de personalidad robusta.
En ocasiones soy trampa, pero nunca cárcel.

Con creatividad y por conveniencia,
domestico la nostalgia que brota de cerrar ciclos.
No te apegues a mí, busca tus propios dioses.

Contempla el mundo a través de otros ojos.
¿Yo? Viajo, me aventuro.
Soy salvaje y sé lidiar con mis sombras.

Foto: Travel away

febrero 08, 2016

Todo y Nada




Levanté tu foto
y un verso vino a mí.

Era algo sobre el futuro cercano;
un tiempo en el que todo
es como se supone debe ser:

Te extraño sin dudas,
ni pecados, ni moralidad,
sin consideración precipitada,
mientras el café se enfría,
falto de tacto,
falto de todo esto
y de nada a la vez.

Escribo;
todo este humo
me recuerda
que aún hay fuego.





Foto: You've been framed

diciembre 07, 2015

AURORA, LUZ, FUEGO


Esta es, una meta egocéntrica. Escribo con la sensación de ser imprescindible; con ese ilusorio frío que recorre nuestra piel cuando no somos amados. Heme aquí en un punto surrealista, enfrentando lo que no estoy esperando, privado de luz y de aire —suponiendo que afuera hay luz y aire —ejerciendo mi limitado albedrío, frotando maderos, chocando piedras, reinventando la pólvora, buscando fuego para quemar la nostalgia del idilio que se acaba.

Una vez más escribo, quiero ser mi propio médico. Tal vez porque no soy más que un retazo de noche, un remedo de sombra, el fantasma contemplativo de una vida que no quiero para mi, un letrador desbordado, un palabrista de imágenes difuminadas, un hilador de tristezas —cuán fértil es el dolor — y de pasiones sublimes. Pero quiero salir del autoengaño, romper esta fidelidad a la tristeza, tomar posesión de mí, verme en plenitud y deshacerme de los espectrales conceptos que desvirtúan el verdadero amor.

Y es que cuando escribo, todo el día podría ser alba. Escribo para forjarme un yo más fuerte, sincero, seguro. Escribir es mi propia aurora, la luz, el fuego. Es el amanecer que se empodera y me libera de mi cara de esclavo, mi alma que grita:  ¡vivo para mí!, una rebelión contra el sufrimiento. Escribo, me repito, hay tantas auroras que aún están por llegar.



Foto: home                                                                                                                                                          

abril 17, 2015

ACEPTACIÓN Y COMPROMISO




Cuántas ganas sin voz, ni voto,
censuradas por tu timidez.

Desnúdate, sé un verso kinestésico,
una breve intención paradójica, sucede.

Al final, nuestras cicatrices
son tan parecidas, que no debes temerme.






Foto: light of morning

marzo 06, 2015

Escarcha




Supe que eres feliz mientras me lees, qué hilarante. Con certeza lo que aquí escribo te tocará profundo y también lo compartirás con quienes te rodean. Lo supe porque después de todo soy importante para ti; porque cada día mientras tratas de ser alguien, te preguntas si los ingeniosos apuntes de mi 'egoteca' narran tus hazañas o la de alguno de los tuyos, qué comedia. Fue fácil saberlo, eres de las personas que creen brillar, hablando del brillo de los demás, aunque de cierta forma, sólo hablando del destello flagrante de mis actos y  letras parece que puedes ser eso que no eres.

Mujer, también supe que tiemblas con sólo sentir mis pasos, que mi gracia para decir las cosas siempre de forma directa te hace estremecer como animal pequeño y te indigna que sepa lo pequeña que eres. Pero aún así, llegas y me lees en silencio, sin hacerte notar, porque prefieres saber mi verdad, aunque ante todos, tú estés mintiendo. 

Al final, cuán agradecido estoy. Termino siendo tuyo aunque tu brillo sea falso, solamente escarcha, qué irónico.




Foto: Creativity
"Todo el mundo pelea,
todo el mundo pelea,
todo el mundo pelea." 
Diomedes Diaz